Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Inicio | Noticias | Prensa y Difusión | Todo lo que debe saber sobre la Dieta Peruana

22
Enero
2013

22 Enero 2013

Todo lo que debe saber sobre la Dieta Peruana

El Perú, esa gran despensa del mundo, ha brindado a la humanidad productos valiosos con los que ha podido aliviar el hambre en épocas críticas (tales como la papa). Ahora, esta misma e incomparable despensa debe ser aprovechada para mejorar los niveles de nutrición que actualmente vive la población. Ese es el reto que afrontan las entidades públicas y la sociedad civil, representada por Apega que se han unido para buscar una solución.

¿Qué es la Dieta Peruana? Es una iniciativa conjunta en la que se pretende influir en la dieta popular actual de los hogares peruanos para dar prioridad a los productos emblemáticos oriundos y modificar el estilo de alimentación de todos los hogares. Hacerlos más ricos en nutrientes, más interculturales y más diversificados. Con productos así en los campos, en las tiendas y en las mesas -potenciados además por la reconocida sazón peruana- será posible comer y nutrirse mejor.

Los insumos emblemáticos, subutilizados en la gastronomía occidental, siempre usados en la peruana, y cada vez más célebres en el mundo, son una lista entretejida con la identidad nacional: ají, papas nativas, camote, olluco, oca, mashua, quinua, tarwi, yuca, pallares, chirimoya, granadilla, y cientos de otros. Juntos reflejan el núcleo fundacional de la cocina peruana.

Es importante señalar que parte importada de la actual dieta popular viene subiendo de precio desde hace algunos años, sin perspectiva de que ello cambie. Esto afecta los precios de los productos internos, por eso la Dieta Peruana es una doble defensa de los más necesitados: su salud y su bolsillo.

“Coma rico, como sano, coma peruano”

La idea detrás del lema es alcanzar riqueza alimentaria y nutritiva sobre todo en aquellas zonas de mayor pobreza económica, y entre sus niños. Nótese que esto puede lograrse con productos que ya están en el acervo cultural de esos pueblos y personas, combinados.

Dos exigencias centrales. Una es más de esos productos emblemáticos localmente producidos, formando cadenas agroalimentarias territoriales. Alimento, pero también gastronomía. Es decir múltiples tradiciones locales dándose la mano entre ellas. Red pluricultural y biodiversa que ya existe, pero que precisa ser objetivada y fortalecida.

Tal estrategia exige articular un universo de recursos e instituciones. Financieros, administrativos, tecnológicos, mercadotécnicos, organizacionales. Algunos conceptos claves: mayor competitividad de pequeños productores, educación para el consumo de comida, prioridad a locales en compras del Estado y de los privados, ferias y centros de abasto.

Todo esto exige información clara y sencilla sobre los productos emblemáticos en los medios de comunicación masivos y mediante recetarios de cocina. Todas estas acciones pueden ser respaldadas por instituciones de la sociedad civil vinculadas a la gastronomía, encabezadas por APEGA, para cumplir de manera efectiva con tales objetivos. Por ahora ya iniciamos el año con un nombre vinculado a estos objetivos: “Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria”.