Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Inicio | Noticias | Prensa y Difusión | ¿Qué cocina regional peruana debería ser Patrimonio de la Humanidad?

14
Diciembre
2016

14 Diciembre 2016

¿Qué cocina regional peruana debería ser Patrimonio de la Humanidad?

Causa preocupación que la cocina peruana con su acervo milenario no haya sido aún reconocida por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Aquí te preguntamos qué aspectos de nuestra cultura gastronómica deben ser resaltados. ¿Cuál de las cocinas del norte, centro, sur y de la Amazonía piensas que tienen mejores atributos? ¿O te inclinas más por un tema como las picanterías?

Desde años atrás el Perú anunció la meta de lograr que la gastronomía peruana sea reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad antes de la celebración del bicentenario de nuestra independencia. Pero el proceso va para las calendas griegas.

La Unesco no otorga el reconocimiento a la culinaria de un país, sino a determinados temas o regiones que poseen poseer características culturales distintivas que van más allá de su exquisitez. Para la designación, la Unesco califica, entre otras cosas, relación de los cocineros con el mundo agrario, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres, modos de comportamiento comunitarios. Asimismo valora el empleo de utensilios especiales (por ejemplo metales y morteros de piedra), insumos milenarios autóctonos (como la papa, maíz o quinua), y reconoce el patrimonio cultural culinario que está en riesgo de desparecer.

Hace seis años la cocina de Michoacán recibió el galardón y, de esta manera, revaloró a la gastronomía de México. Anteriormente las cocinas tradicionales francesa y japonesa y la dieta mediterránea habían recibido el reconocimiento.

En el caso de Francia se reconoció la existencia de una práctica social consuetudinaria que tiene por objeto celebrar los acontecimientos más importantes de la vida de personas y grupos, como nacimientos o matrimonios. Se destacó la selección cuidadosa de los platos que se van a preparar, escogiéndolos entre un recetario en aumento constante, la compra de productos de calidad, locales de preferencia, cuyos sabores concuerden; la armonización de los manjares con los vinos, la ornamentación de la mesa y el acompañamiento del consumo de los platos con gestos específicos, como oler y catar.

En el caso de la dieta mediterránea la Unesco valoró el conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales. Se valoraron los productos alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres y frutos secos), aceite de oliva, vino, pescados pan y otros cereales, así como también la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos. El acto de comer juntos es uno de los fundamentos de la identidad y continuidad cultural de las comunidades de la cuenca del Mediterráneo.

En el caso del Perú, se plantea la posibilidad de postular algunas de las cocinas regionales tradicionales. ¿Cuál piensas sería el mejor exponente regional? El norte (Piura o Lambayeque), el sur (Cusco, Arequipa), el centro (Junín) o la Amazonía? 

También podría ser un tema transversal como es el caso de las picanterías que forman parte del ADN de la cultura culinaria peruana y que las encontramos en diversas regiones como Cusco, Arequipa, Piura y Lambayeque o quizás el tema de la comida casera. ¿Tú qué opinas? 

Tags :