Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Inicio | Noticias | Prensa y Difusión | ¡Cuidemos nuestro camarón!

11
Enero
2011

11 Enero 2011

¡Cuidemos nuestro camarón!

A todos nos encanta comer camarón y por eso también deberíamos ayudar a su protección. Los camarones de río han sido parte de nuestra dieta por siglos… pero ¿Qué sabemos realmente de esta especie, más allá de que es la base de sabrosos platos?
 
El camarón vive principalmente en los ríos de la costa sur y en el verano las hembras cargadas de huevos van hacia el mar para desovar. Cuando nacen, las larvas permanecen en el agua salobre, en la boca del río, hasta alcanzar su juventud para luego surcar el caudal del río, tierra adentro, donde llegan a la talla adulta.
 
En ese norte, Patricia Majluf, directora del Centro de Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Cayetano Heredia, precisa que las vedas se norman para asegurar el consumo de camarón a largo plazo. Se tratan de mecanismos legales que limitan parcial o totalmente la extracción durante las épocas del año cuando la especie es más vulnerable. En el caso del camarón en verano, pues aunque la reproducción ocurre todo el año, es entre enero y marzo cuando se da en mayor volumen. Por cada hembra grávida que se pesca se pierden 2,500 huevos.
 
Por su parte, Pedro Córdova Goicochea, consultor senior de Apega, subrayó que el tema de la veda es álgido y no se restringe al camarón, sino que alcanza a otras especies en peligro de extinción como el majaz, lagarto, pulpo, tortuga, conchas negras y el caso de la chonta (ya procesada se conoce como palmito). “En el caso de la chonta no existe una política de reforestación y en cuanto a las vedas debemos actuar responsablemente para evitar que se repita el caso de la macha, un evidente ejemplo de sobreexplotación que nos condenó a perderla”, indicó.
 
Asimismo, invocó a los dueños de restaurantes de cualquier nivel de todo el país a no comprar ni ofrecer el producto “por lo bajo”. En ese sentido, resaltó que  todos los restaurantes asociados a Apega no están comprando camarones desde días antes del inicio de la veda.
 
“Es un tema de sostenibilidad en el tiempo y deben actuar con rigor, tanto el Estado como los restaurantes. Además, deben desarrollarse otras medidas. En ese caso Bernardo Roca Rey adelantó que hay iniciativas privadas para desarrollar criaderos de camarones en los ríos de la costa, como pasa con las truchas y las tilapias”, sentenció.
 
No seas monse… ¡no comas camarón!
 
El Ministerio de la Producción ha establecido vía la RM 338-2010 una nueva veda que este año va del 10 de enero al 31 de marzo. Pero, ojo, para garantizar la supervivencia de la especie hay otros factores a valorar. Por ejemplo, la contaminación de los ríos por los relaves mineros, desagües urbanos e industriales, pesticidas agrícolas, la reducción del caudal de los ríos por el uso excesivo e ineficiente del agua y el cambio climático, así como el uso ilegal de venenos y explosivos en la extracción son amenazas que debemos enfrentar en el corto plazo si queremos la sostenibilidad de nuestro camarón.
 
Entonces, en nuestras manos (y bocas) está el futuro de este maravilloso recurso. Todos nosotros: comensales, cocineros, amas de casa, comerciantes y pescadores, podemos hacer las cosas bien. Seamos responsables cuando entremos a un restaurante o vayamos de compras al mercado y por los próximos tres meses digamos “No” y si vez que ofrecen camarón en un restaurante o mercado denuncia al infractor llamando al Produce al 6162222 (anexo 1522).
Canapé: El camarón es una de las especies más valiosas para nuestra gastronomía; no es para comerla todos los días.