Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Inicio | Noticias | Prensa y Difusión | Apega saluda reconocimiento de picanterías y chicherías como Patrimonio Cultural

23
Noviembre
2015

23 Noviembre 2015

Apega saluda reconocimiento de picanterías y chicherías como Patrimonio Cultural

La Sociedad Peruana de Gastronomía – Apega saludó el reconocimiento de las picanterías y chicherías de Lambayeque, Cusco, Piura, Tumbes y La Libertad como Patrimonio Cultural de la Nación por tratarse de “espacios sociales y culturales complementarios cuya naturaleza primordial es la preparación y venta de comida y bebida tradicional".

“Con inmensa satisfacción Apega saluda el reconocimiento de las picanterías y chicherías de cinco regiones del Perú como Patrimonio Cultural de la Nación. Es una medida de absoluta justicia del Estado con estos espacios que son parte fundamental del ADN de la gastronomía peruana y en donde las mujeres han cumplido un rol histórico fundacional en los sabores regionales del Perú. La designación se sustenta en un estudio realizado por la Universidad San Martín de Porres, bajo la dirección de Isabel Álvarez”, sostuvo Apega.

El reconocimiento de estos espacios se hizo oficial el jueves 19 de noviembre en el Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano donde se publicaron resoluciones que llevan la rúbrica del viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Juan Pablo de la Puente Brunke. “Ambos espacios (picanterías y chicherías) conviven de manera armoniosa como referentes de identidad. Destacándose como lugares de cohesión y encuentro entre los diversos estratos sociales por lo que han resultado fundamentales para la consolidación de corrientes artísticas e intelectuales”, se lee en el documento.

Asimismo, se destaca que las picanterías y chicherías son espacios culturales que se encuentran ligados a la transmisión de manifestaciones culturales propias de la región, un ejemplo de ello es la relación que establecen con los géneros musicales y literarios tradicionales de cada región. “Estos espacios han servido de inspiración para muchos temas musicales que se han convertido en representativos de la cultura popular de cada región”, indica el documento.

En los considerandos de Normas Legales se indica también que las picanterías y chicherías se diferencian de otro tipo de instalaciones debido a la especialización en la venta y consumo de platos tradicionales condimentados con diversas variedades de ají y en los cuales la chicha de maíz tiene carácter central e imprescindible.

Dichos ambientes –añade- son comúnmente las propias viviendas de las familias acondicionadas para la venta y consumo de comida y chicha, donde todos los miembros participan activamente en su funcionamiento.

Las picanterías y chicherías existentes en las diversas regiones del país se han consolidado como espacios de encuentro de la población local reafirmando los lazos sociales, identidad cultural y sirviendo como escenario de importantes manifestaciones culturales asociadas.

Tags :