Facebook Twitter Youtube Flickr Google+
Inicio | Noticias | Prensa y Difusión | Apega propone pacto nacional para impulsar la gastronomía peruana

30
Agosto
2015

30 Agosto 2015

Apega propone pacto nacional para impulsar la gastronomía peruana

El presidente de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), Bernardo Roca Rey, entregó al presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, el manifiesto Gastronomía Peruana al 2021: Segunda Independencia en el que plantea que el Estado debe convocar, al más alto nivel, a los principales actores del sector a fin de crear una alianza nacional con miras a consolidar y darle un nuevo impulso a nuestra cocina.

El objetivo de este acuerdo que propugna Apega, tras conversaciones con diversos estamentos del Estado, es lograr que al llegar al bicentenario de nuestra independencia, la gastronomía sea la actividad innovadora e integradora de la producción y cultura nacionales, así como una de nuestras fortalezas competitivas a nivel internacional.

Mariano Valderrama, vicepresidente de Apega, explicó que este es el momento clave para formar una alianza entre todos los sectores que tienen que ver con la gastronomía a fin de unir esfuerzos en torno a ella. “Una de las principales razones que hacen de la gastronomía una alternativa de desarrollo es el hecho de que por primera vez tenemos un elemento en común que une a todos peruanos”, indicó el directivo.

“En los últimos quince años, nuestra cocina ha tenido un crecimiento vertiginoso y se ha convertido en motivo de orgullo para el país, pero si no mantenemos una actitud de avanzada e innovación constante corremos el grave e inminente riesgo de perder nuestro actual liderazgo y lo capitalizado en estos últimos años”, señala parte del documento.

El manifiesto alcanzado al Presidente de la República indica los fundamentos por los cuales la gastronomía es motor de identidad cultural, así como motivo de orgullo y optimismo entre los peruanos.

Por ejemplo, indica el documento, la gastronomía representa un país donde el desarrollo es de abajo hacia arriba. Además promueve la equidad e inclusión al potenciar pequeños emprendimientos populares, lo que significa generación de más puestos de trabajo que otros sectores.

Asimismo, nuestra cocina permite la incorporación de decenas de miles de emprendedores, técnicos y profesionales a cadenas agroalimentarias e hidrobiológicas gastronómicas.

Otro aspecto de la gastronomía es que le da enorme visibilidad a los productos emblemáticos peruanos (papas, ajíes, granos andinos como la quinua y el tarwi, choclos, tomate, ollucos, pescados y mariscos así como las reconocidas frutas peruanas). Todos ellos y muchos más pueden sostener una alimentación sana y nutritiva, apoyándola con la campaña “come rico, come sano, come peruano”.

Cara al exterior, la buena imagen de nuestra gastronomía promueve el turismo receptivo y es ya presenta un desarrollo interesante a través de restaurante y franquicias de marcas conocidas.

Las amenazas

El crecimiento alcanzado por la cocina peruana ha hecho despertar a otros países como Colombia, Chile, Brasil y México que han visto en la gastronomía una poderosa herramienta de promoción nacional. Es por ello que han diseñado políticas multisectoriales y han asignado recursos para ello.

En México, por ejemplo, el pasado 4 de agosto el presidente Enrique Peña Nieto, sus ministros y las instituciones privadas representativas de la cocina mexicana lanzaron la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional. Ella compromete a los diversos estamentos del Estado, federal y estadual, a promover la cocina mexicana y potenciarla como factor de desarrollo económico.

Pasos necesarios

Apega plantea que los primeros pasos de la alianza serían establecer y fortalecer a los pequeños y medianos establecimientos de comida en zonas con potencial turístico tradicional como la ruta Arequipa-Cusco, la ruta Moche (Lambayeque y La Libertad) y Lima.

Además propone afianzar al Perú como principal destino gastronómico de América y convertir a Lima en capital gastronómica de la región. El camino para esta meta está avanzado pues ya se ha obtenido un reconocimiento creciente en los medios de comunicación y en eventos globales, con premios y distinciones que la reconocen como nueva tendencia mundial. Por ejemplo, el Perú ha sido reconocido en los World Travel Awards por tercera vez consecutiva como mejor destino turístico gastronómico del mundo.

Asimismo, se plantea consolidar Mistura como la gran feria mundial de la gastronomía, la biodiversidad y la cultura, que promueva la peruanidad y además convoque cada año a otros países con lo mejor de su gastronomía y su cultura. La feria ya atrae a 400.000 visitantes y es considerada como la más importante de la región.

El otro objetivo a corto plazo es lograr que la cocina peruana sea declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO, tarea que el Perú se propuso hace unos cinco años, pero que aún falta concretar.

Para lograr todo esto se requiere una política de Estado que fomente la gastronomía, conforme una plataforma multisectorial y logre una concertación público-privada para implementar para alcanzar objetivos comunes.

Tags :